CÓMO APLICARSE CORRECTAMENTE UN COSMÉTICO

Buenas noches Presumidas

 

Hemos tratado muchas veces el orden correcto de aplicarse la cosmética en casa, más o menos todas sabéis ya la dinámica básica: limpiar, exfoliar, tratar, proteger. Pero lo que suele generar muchas dudas también es la forma correcta de aplicación de un cosmético.

Normalmente con que seáis constantes con la aplicación nos damos por satisfechos, pero si es verdad que cada zona tiene unas cuantas pautas específicas de aplicación, destinadas a potenciar su eficacia.

La forma más eficaz es la que siga la dirección de la circulación sanguínea de la zona, potenciándola. Activar el tejido en casos de flacidez. En arrugas abrir bien la arruga y trabajar el interior. En zonas de retención de líquidos drenarlos en el sentido linfático de eliminación, etc.

Vamos a ver un par de pautas orientativas sobre ese tema. Vaya por delante que la mejor y más correcta aplicación de un cosmético siempre es la que os indique el profesional que os lo recomiende.

Cara y cuello

  • Frente: Normalmente en la frente nos encontramos arrugas lineales horizontales. La forma más eficaz de trabajarlas es estirando bien la piel en pasadas verticales de cejas a cuero cabelludo. También podemos aplicarla en zigzag de una sien a otra propiciando que se abran y penetre el producto en profundidad.
  • Contorno de ojos y labios: Se trabaja toda la zona que rodea al ojo, la ojera, el párpado superior, el lateral exterior y el entrecejo. Se debe aplicar un producto específico para esa zona, es una piel muy delicada que si le aplicamos cualquier cosmético puede reaccionar negativamente, usad un contorno de ojos específico. En caso de bolsas u ojeras hablamos de retención de líquidos y de mala circulación, en ambos casos es importante utilizar un contorno descongestivo, aplicarlo dando mayor importancia a la zona inferior. Aplicar a ligeros toques o deslizamientos suaves y repetitivos, desde el lagrimal al exterior. En casos de arrugas suelen estar más extendidas en la zona exterior del ojo (las temidas patas de gallo), en ese caso nos hace falta un contorno de ojos antiarrugas, trabajad toda la zona del contorno del ojo y al llegar a la zona de arrugas abridlas con dos dedos de una mano y trabajad en círculos dentro de la zona con la otra, hay que abrir bien la arruga para que penetre en profundidad. Si tienes ambos problemas bolsas/ojeras y arrugas, considera utilizar dos contornos, el descongestivo por la mañana y el antiarrugas por la noche. En la zona del labio utilizad un contorno de labios si la edad ya lo requiere y en menor problema podéis utilizar el propio contorno de ojos. Aplicar de comisura a comisura cubriendo bien el borde del labio (el odiado código de barras).
  • Resto del rostro: Trabajad los productos más ligeros tipo serum con pequeños golpecitos de las yemas de los dedos para facilitar una mayor absorción. Las cremas o geles de tratamiento se aplican en círculos y alisamientos profundos siempre buscando activar el tejido y propiciando levantarlo y llevarlo a su sitio original. No olvidéis la zona de detrás de las orejas y las naso-genines (arruguitas que se marcan desde las comisuras a la nariz). Intentad que los movimientos sean desde el centro del rostro hacia el exterior.
  • Cuello: Arriba, arriba y arriba. Con las manos bien abiertas y los dedos ligeramente separados (como un abanico), alisar alternando las manos desde la clavícula a la barbilla. Estirar, estirar, estirar, anti-gravedad total. En casos de papada o sea de grasita localizada ahí, podéis hacer pequeños movimientos tipo pellizco (suave) o amasamiento, intentando romper los lóbulos grasos (suave, salen moratones si no tenéis cuidado) antes de estirar, van de maravilla.

Manos y pies

Necesitan cuidados muy constantes para conseguir buenos resultados, pero si los cuidáis a diario merece la pena. Aplicar la crema desde las uñas hacia la muñeca o tobillo, insistiendo en cada dedo y en las zonas interdigitales. Trabajadlas con movimientos profundos y consistentes, os resultará muy agradable y potenciaréis sus resultados. Si utilizáis algún producto anti-manchas utilizadlo antes de la crema diaria.

Piernas y brazos

Importantísimo seguir la dirección de la circulación de retorno, de manos o pies a hombros o cadera. Trabajad estas zonas con mucho producto y hacerlo penetrar bien, normalmente son zonas de mucha sequedad. Si utilizáis un producto para la circulación o la celulitis, aplicadlo primero con la piel limpia. Luego podéis aplicar encima la hidratante diaria o ponerla en otra hora del día.

Senos

Cubrid bien toda la zona con movimientos ascendentes hasta la clavícula, no os olvidéis del escote y los hombros, en los hombros es donde se sujeta el pecho, ayudadle. Rodear los senos de forma ascendente evitando los pezones con el producto. Los pezones (aparte de casos concretos) no necesitan crema hidratante, a lo más podemos hidratarlos con un buen aceite de almendras o avellanas.

Espalda, tronco y abdomen

En la espalda tenéis libertad de acción, si llegáis solas enhorabuena, y si no llegáis solas y os la ponen…. Mayor enhorabuena aún je je. Lo importante en la zona de la espalda es elegir el producto adecuado, suele ser más grasa y con granitos y espinillas dependiendo de la época del año, que sepáis que se trata en centro de estética igual que el rostro, pedid consejo para elegir el producto específico adecuado. La mejor forma de ponerlo es siguiendo la musculatura, desde el centro hacia hombros y caderas. Sobre la zona del resto del tronco solo recordaros que os acordéis de ella, zonas como el lateral incluidas las axilas son grandes olvidadas de los cuidados hidratantes diarios… Y por último la tripa; solo dos consejos, si tienes acúmulos de grasa en la barriguita MACHÁCALOS, romperlos es la mejor forma de eliminarlos, haz todas las manipulaciones que se te ocurran (con cuidado) para movilizar tejido y acúmulos grasos. Si te hinchas por retención de líquidos, movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj alrededor del ombligo ayudan mucho. Y si eres estreñida activar el intestino desde fuera facilita mucho las cosas, el masaje para activarlo consiste en seguirlo e idlo ayudando en su movimiento, más o menos es así: Con la mano izquierda desde el hueso de la cadera derecha hasta la izquierda, luego continuamos el movimiento hasta el hueso del pubis y desde allí hasta la cadera derecha otra vez dibujando un triángulo invertido. Si lo acompañas de movimientos ondulantes mejor.

Zonas especiales

Donde hay problemas puntuales y hay que aplicar el producto con más contundencia, las más habituales son:

  • Arrugas: En el caso de las arrugas puntuales es importantísimo abrir bien la arruga y trabajarla en su parte más profunda con movimientos que ayuden a mantenerla abierta. Si utilizáis además productos con efecto relleno, como por ejemplo de hialurónico, el resultado puede ser realmente bueno, eso sí… constancia.
  • Celulitis: Aplicar los productos anti-celulíticos sobre la piel limpia, la hidratante la podéis poner encima o a otra hora del día. Aplicadlo de forma enérgica y trabajando bien en profundidad la zona. Al igual que antes decíamos de la grasa en la barriguita o la papada, la celulitis también hay que machacarla a conciencia, sobre todo si viene mezclada con algo de grasa. No olvidéis incluir algún producto circulatorio en el tratamiento, sin tratar la circulación la celulitis tiene aún más difícil solución.

 

Bueno sobre poco más o menos así funciona el cuidado en casa. Si tenéis dudas o queréis resolver alguna duda en concreto avisadme, ya sabéis que estoy a vuestra disposición.

Un besazo presumidas, espero que os haya gustado o por lo menos entretenido un poco.

 

Hasta el próximo miércoles.

 

Anacris
1 Comment
  • Cristina
    marzo 29, 2017

    Muchas gracias Kris, muy buenos consejos

Pin It on Pinterest

Share This