¡¡Me ha tocado la lotería!! Inmesamente afortunada

Buenos noches Presumidas

 

Sí, habéis leído bien, me ha tocado la lotería, soy afortunada e inmensamente rica.

¿Sabéis por qué me ha tocado la lotería?

El pasado viernes fuimos a hacer compra y al terminar nos acercamos a cenar al McDonald’s con el peque. Mientras  mi marido pedía, mi hijo y yo nos sentamos en una mesa. Al lado  había un matrimonio con una chavala, me quedé mirando la silla tan aparatosa en la que estaba sentada y aunque tenía un montón de comodidades no dejaba de ser una silla de ruedas.

Me quedé mirando la silla y luego a la joven que tendría unos 20 o 21 años, me llamó la atención su pelo, lo llevaba rubio con las puntas en color azul fantasía,  iba súper guapa  y moderna vestida, me sorprendió y me llamo la atención pues no suele ser muy habitual ver así  a discapacitados cerebrales, aunque luego al ver a su madre el estilo que tenía no me sorprendió nada.

Me quedé embobada mirándoles, observando como la madre le daba de comer los nuggets con mucho cariño y una gran paciencia. Mientras, ella intentaba decirle algo a su padre y tras varios intentos finalmente la entendieron y  los tres se echaron a reír.

Sentí una  emoción y admiración enorme por esa familia, una familia que se veía claramente que su preocupación era hacer la vida de su hija, digo hija porque supongo que eran sus padres, más fácil e intentar que fuera feliz. En esos momentos, miré a mi hijo y me di cuenta que era afortunada, por tener un hijo con salud, por ver como podía hablar con él y mirar como sin ayuda alguna él solo comía su hamburguesa.

 

 

En esos momentos chic@s, fue en esos momentos cuando pensé que me había tocado la lotería. Vivimos en una sociedad donde se le da más importancia a lo material, al aparentar, al llegar a ser alguien, a tener un coche, una casa bonita, al estar perfectos………. que nos olvidamos de los verdaderos tesoros que nos da la vida, tesoros que no se compran con dinero.

Por eso pido perdón a esa familia porque durante un rato me quedé mirándolos  a la vez que les observaba y reflexionaba sin ser consciente que podía molestarles, pero también  les doy las gracias porque aunque sea por un minuto abrí los ojos  y me di cuenta  de que soy inmensamente RICA.

De vez en cuando deberíamos de sentarnos al lado de una familia como ésta, una persona enferma o de alguien que ha sufrido una pérdida, para que no se nos olvide que hoy por hoy NOS HA TOCADO LA LOTERÍA.

 

Espero que os haya servido de algo la experiencia que viví, me hizo reaccionar tanto que necesitaba compartirla con vosotr@s. También espero que no nos olvidemos de estas lecciones que la vida nos brinda.

 

Un abrazo.

 

Kris Pérez

 

 

 

 

Comments are closed.

Pin It on Pinterest

Share This