La importancia del pensamiento: ” De negativo a positivo”

 

Buenas noches Presumidas

 

Vamos a por este martes lluvioso con pensamientos positivos. Llevo un par de semanas que me es imposible escribir con lo que me gusta a mí, pero gracias al universo, Presumidasbykirs va creciendo y tengo menos tiempo para dedicarle al blog, aunque intentaré organizarme para no fallar a mi cita.

Además es un  tema que me apasiona,  no sé si os servirá o no, yo espero que sí ya me encantaría aportaros mis conocimientos y experiencias para ayudaros a tener un gran nivel de Inteligencia Emocional.

Hoy os voy a hablar sobre la importancia de los pensamientos, esos que en ocasiones cerca de ayudar nos entorpecen la vida.

 

recogidos

 

¿Sabéis que por nuestras cabeza pasan 60.000 pensamientos al cabo del día y normalmente según los estudios muchos son negativos?.

Los pensamientos negativos no son ni realistas ni saludables y hay que aprender a transformarlos en pensamientos positivos para poder aliviar e incluso revertir el efecto que éstos provocan hacia uno mismo.

Nuestra mente no la tenemos educada para transformarlos, además al cabo del día la alimentamos todavía más. ¿Cuántas noticias catastróficas oímos? Normal que nos sintamos mal, con tristeza y ansiedades.

¿Y si reducimos la cantidad de noticias negativas por series de risa? Seguramente nuestro estado de ánimo cambie.

Si nuestro estado de ánimo lo podemos cambiar, nuestros pensamientos también. Pensar en positivo es un hábito, y como todos los hábitos, se adquiere con mucha práctica.

¿Qué os parece Presumidas si empezamos a cambiar ese hábito?

1. Saca tus pensamientos.

Lo primero que tenemos que hacer para trabajar la mente, es sacar todos los pensamientos negativos, ya que estos van a una velocidad impresionante y se generan con gran rapidez.

Cuando algo nos abarrota la cabeza la mejor forma es apuntarlo en un papel, inconscientemente liberamos a nuestra mente de esa carga . Una práctica que deberíamos realizar una vez por semana, hasta que consigamos sacarlos todos. 🙂

2. Invierte tus pensamientos.

Imagínate que un día te levantas bien, pero te dices: “hoy no me siento bien“, y te lo repites una y otra vez, tu pensamiento se genera y realmente te lo puedes llegar a creer. Pues lo utilizamos pero al revés. 😉

3. Respóndente cómo lo haría una amiga.

Ante los pensamientos negativos que te atormentan, respóndente como si fueras la persona que más quieres en el mundo, en lugar de creerlos y alimentarlos así porque sí.

4. Dialoga con tus pensamientos.

Sí jaja , no estoy loca, esta es una práctica muy buena. Tú haz de pensamiento negativo sentada en una silla y enfrente tu pensamiento positivo, e intenta convencerlo con todos tus argumentos, y luego cambia el juego. Esta vez tendrás que convencer al pensamiento negativo que el positivo tiene razón. Finaliza sentándonte en medio de los dos pensamientos. Y concluye con tu yo a la solución que quieres llegar de verdad.

5. Tú decides que pensar.

No estamos anclados a ningún pensamiento, tú eliges qué es lo que quieres pensar, tenemos la libertad de elegirlos. Escribe todas tus creencias y pensamientos sobre tí y los demás. Y elije las que te hagan feliz o las que quieras creer.

Muchas creencias las tenemos en nuestra mente y cuando decidimos borrarlas pierden el poder.

6. Afirmaciones positivas.

Las afirmaciones positivas tienen una gran repercusión en nuestra emoción, repite varias veces frases positivas, busca un momento de día, cuando te vas a la cama, cuando te levantas, para repetirte una y otra vez ( todo lo que vales, lo feliz que eres, todo lo bueno que te rodea etc).

7. Cambia el no puedo por sí puedo.

Como ya os he dicho anteriormente, si te repites esta frase una y otra vez , acabarás creyendo que no puedes. Pero si decimos: Yo puedo, ¿Qué pasa? prueba a verlo :

8. Los pensamientos positivos son contagiosos.

Rodéate de gente positiva , feliz y muy optimista.

9. No podemos no tener pensamientos negativos, pero sí podemos elegir no creerlos.

La mayoría de los pensamientos negativos nada tienen que ver con la realidad.

10. Observa tu mente.

La mejor manera de entender algo es conociéndolo. Busca momentos de relax para ver cómo pasan tus pensamientos , negativos y positivos sin juzgarlos, sólo observándolos. De esta manera poco a poco conocerás más tu mente y sabrás mejor cómo funciona y cómo dominarla. Esto es una práctica que si la llevas a cabo, aunque sea 5 minutos al día, lograrás los resultados.

Espero que os haya aportado algo, y que llevéis a cabo todos estos consejos, porque la teoría está genial pero las cosas se saben que funcionan con la práctica, además no pierdes nada, como mucho ganas bienestar ;).

La verdad que la vida ya nos da razones en las que no nos queda otra que estar mal, pero sin necesidad. ¿Por qué machacarnos el día a día con pensamientos negativos?

Hagamos de los pensamientos positivos un hábito, tú tienes la llave de tu mente. 😉

 

 

 

nt1VB

 

 

Un abrazo.

Kris Pérez

 

 

 

 

 

 

 

 

7 thoughts on “La importancia del pensamiento: ” De negativo a positivo”

  1. pili

    Interesante ….leyéndolo se ve tan fácil. … lo difícil es la práctica. .. habrá k empezar a practicar. ..

  2. Sonia Rodriguez

    Estupendo post!! Muchas gracias por hacernos reflexionar y darnos cuenta de que nuestra mente es muy poderosa… y tenemos que ser nosotros la que la dominemos y llevemos hacia lo positivo….A ponerlo en practica presumidas!! Me has hecho recordar a mi hermana ella siempre me dice que hay que crear vibraciones positivas y quedarte con quien te transmite esas vibraciones!! MUUUAKKSSS

Los comentarios están cerrados