APRENDE A DECIR NO SIN SENTIRTE CULPABLE

Aprende a decir no sin sentirte culpable

Buenas noches Presumidas

Vamos con el post de crecimiento personal. Hoy vamos a aprender a decir NO, algo tan sencillo pero que cuesta decir tanto y cuando lo hacemos a veces nos hace sentir fatal. Aprende a decir no sin sentirte culpable.

No siempre podemos decir No pero no siempre debemos decir Sí. Con el tiempo he aprendido a pensar en mí  y a no siempre querer  agradar  ya que de hacerlo acabas desgastándote y ese se convierte en una obligación que no te hace sentir nada bien. Tienes que aprender a decir NO cuando  sientas que tus prioridades se anteponen a la de los demás.

¿Cuándo es SÍ? Cuando debas un favor a un amigo, cuando veas que está dentro de tus responsabilidades, cuando puedas manejar la situación pero si siempre es Sí por miedo a decir NO es hora de pasar a la acción.

  • Reconoce que no puedes con todo: No se puede decir Sí  a todos, cuando dedicas  tu tiempo libre a ayudar a una amiga que le dijiste Sí a la mudanza, Sí a acompañar a tu madre a hacer la compra, Sí a tu hermana a preparar la fiesta de cumpleaños de su hijo. Sí Sí Sí tantos sí que no te queda tiempo para tus cosas o que estar tan ocupada no te hace sentir bien, es un aviso de que va siendo necesario decir NO.

 

  • No eres egoísta: La razón por la que no decimos NO es porque sentimos que estamos siendo egoístas por no ayudar a alguien que nos está pidiendo ayuda. Si fueras egoísta siempre pensarías en ti y no te sentirías mal en decir que NO, piensa las veces que has dicho que sí y si alguien te critica por decir que NO, igual deberías plantearte esa relación.

 

  • No puedes complacer a todos:  No se puede complacer a todo el mundo en tu vida, debes poner límites. A veces pensamos que vamos a decepcionar a alguien por decir no, o que vamos a perder su respeto. Te sorprenderás al descubrir lo contrario. Cuando siempre dices sí a lo que te piden, la gente no te suele tomar en serio y se aprovechan pidiéndote un montón de favores ya que saben que siempre vas a decir que sí.

 

  • Decir NO no es algo negativo: Cuando digas no, piensa en todas las cosas que estás diciendo sí. Por ejemplo:  Cuando dices NO a no meter más horas en el trabajo, estás diciendo Sí a pasar más rato con tu familia. Sí a  disfrutar de más tiempo libre para hacer cosas que te hacen sentir bien. Sí a vivir más relajada, Sí a pensar en ti.

 

  • ¿Por qué te cuesta decir que no?:  A veces tenemos miedo a decir que no porque pensamos que esa persona nos va a dejar de hablar o se va a enfadar con nosotros. Si no puedes ser libre para decir NO cuando lo veas necesario, te encuentras ante un gran problema, esa relación igual no es tan sana como crees y es mejor perderla.

 

  • Di NO con firmeza. La persona que te pedirá el favor intentará varias formas de convencerte, utilizando la pena, el halago o hacerte sentir culpable hasta que digas que sí. Mantente firme en tu decisión y di NO  con seguridad y firmeza. Recuérdale las veces que le has ayudado y rechaza su petición, si lo haces firme y calmado la persona verá que la explicación  es razonable y que es normal que de vez en cuando digas NO, además te ganarás su respeto y te sentirás libre.

 

  • Discúlpate sólo lo necesario. No es malo disculparte tras decir que no, pero esta disculpa debe estar proporcionada. Si te disculpas demasiado te verás débil.Un lamentablemente no puedo o siento tener que decir que no a tu propuesta, sería suficiente.

 

Este  ha sido el post de hoy Presumidas, ¿a que no parece tan difícil decir que no? lo es pero como todo es cuestión de práctica, entrénate en decir NO y te saldrá con mayor facilidad. Es importante no sentirse obligada ni manipuladaa decir que sí, si no nos respetamos a nosotras mismas nadie lo hará.

 

 

Decir que no te libera para poder decir que sí cuando más importa

 

Un abrazo.

 

Kris Pérez