Pros y Contras del esmaltado semipermanente

Hoy me decidí a hablar de un tema que está un poco en boca de todos, los esmaltados de uñas semipermanentes. Hay todo un debate formado… con esto del verano se hacen mucho más y hay opiniones para todos los gustos.

Lo primero que debo deciros es que es un servicio que ofrezco en mi centro de estética hace más de 4 años. He probado con varias marcas distintas y yo personalmente lo utilizo en mis propias uñas de forma constante desde que lo descubrí.

 

 

TÉCNICA

Lo primero que os aconsejo que hagáis si queréis utilizarlo es buscar un profesional de confianza que os lo haga. No es fácil y la relación calidad precio en este tipo de servicio es muy importante, un mal trabajo te deja las uñas destrozadas para bastante tiempo. Igualmente hay personas especialmente habilidosas que lo realizan solas en casa, perfecto, pero comprad una buena lámpara, buenos productos y respetad los tiempos de secado.

  • Manicura: Primero de todo hay que hacer una buena manicura completita, retirar las pieles muertas y limar bien las uñas. Si no la realizas bien, el esmalte se adherirá a las pieles y se levantará o no presentará un buen acabado.
  • Desengrasado: Para evitar que el esmalte se levante debemos desengrasar muy bien la uñas, con la ayuda de un taco suave de lima y dependiendo de la marca un producto específico desengrasante. Cuidado con este limado, debe ser muy suave, buscamos llevarnos la grasa natural de la superficie de la uña, pero respetándola.
  • Primera capa de gel de base: Debe ser fina y homogénea, cubrir bien toda la uña y no tocar en lo posible la piel circundante. Limpiar muy bien lo que haya podido salir antes de secarla en la lámpara.
  • Esmaltado: Dos o tres capas, dependiendo del color y del gusto, cada una aplicada fina y homogénea y secada en la lámpara.
  • Gel final: Una nueva capa de gel como top, para asegurar bien el resultado. Una vez seco en la lámpara se sella con un producto específico y un disco de celulosa… y voila!! Uñas perfectas unos 15 días mínimo.
  • Diseños: Si quieres poner algún dibujo o pegar algún adorno se puede poner antes del último gel o con la uña ya sellada. Yo opto por ponerlos con la uña acabada, así si te equivocas lo retiras y listo, la uña sigue igual de terminada debajo.
  • Retirado del esmalte semipermanente:
    1. Lima suavemente la superficie del esmalte a retirar, toda la superficie.
    2. Aplica un algodón empapado en el líquido remover de la marca que uses (están formulados en base a acetona pura, pero tienen más componentes que protegen tus uñas, compra el de la misma marca si puede ser).
    3. Envuelve cada uña con el algodón impregnado en papel albal y espera unos 10min.
    4. Quita el albal y retira el esmalte frotando suavemente con un palito de naranjo o similar, que no raye la uña.
    5. Pule la uña con un taco de pulidor suave, sin dañarla.
    6. Si vas a volver a lacarlas aplica el desengrasante y vuelta a empezar, si no, aplica algún aceite nutritivo que las hidrate y deje bonitas.

PUNTOS DÉBILES DE ESTA TÉCNICA

  1. Mala calidad de la uña o personas con uñas tan extremadamente grasas que no lo adhieren bien. Si la uña no está sana o se decapa seguirá estando mal o decapándose con esmalte y todo. Mejorad las uñas mimándolas un poco antes de usarlo.
  2. Defectos de la realización. Personal poco cualificado. Son muchas las personas que tienen una opinión negativa de esta técnica, la mayoría de los casos, (de hecho todos los que me han llegado a oídos) se debe a una mala realización. Limados excesivos, productos de mala calidad, poco cuidado en los detalles… Realizar un esmaltado permanente lleva tiempo y una formación previa. Buscad profesionales formados y de confianza, el trabajo dignifica y por tanto se cobra. Si bien es cierto que hay precios abusivos, también lo es que la mayoría cobramos muy justito en consonancia al tiempo y coste de este servicio en concreto…
  3. No descansar. No es necesario para la salud de la uña hacer descansos en estos esmaltados. Pero si eres de esas personas que todos los años tienen en momentos puntuales (primavera, exámenes, etc.) las uñas y el pelo en muy mal estado, cuídalos, toma algo para evitarlo y si estás en uno de esos momentos, quizás no sea el mejor momento para un lacado permanente. Descansa unos días y ya volverás a ponértelas.

PUNTOS FUERTES DE ESTA TÉCNICA:

  1. Si están bien hechas, duran un mínimo de dos semanas, tendiendo a tres.
  2. Fortalecen tu propia uña y la protegen si tienes rutinas agresivas para las uñas (trabajos manuales rudos, etc.)
  3. Permiten a personas que por tiempo o estilo de vida no podían ni pensar en pintarse las uñas habitualmente, disfrutar de unas manos y pies femeninos y cuidados.
  4. Son mucho más naturales y menos agresivas que otras opciones como uñas acrílicas o de gel.
  5. Se pueden lacar por encima si te apetece pintártelas o te apetece puntualmente otro color. Luego eliminas la laca normal con normalidad y el esmaltado permanente estará debajo impoluto.
  6. Se mantienen lacadas y brillantes hasta que lo retiras, de hecho se retiran por que crecen y se ve el crecimiento, no porque se estropeen.

 

Bueno, espero haberos solucionado alguna duda. Cualquier cosa que se os ocurra preguntar, me tenéis a vuestra disposición.

Un besazo a mis presus!!

Hasta el miércoles

Anacris

Tarjeta Regalo

¿Cansada de regalar siempre lo mismo?
¿Te gustaría regalar algo diferente y especial?

Tarjeta descuento de seguidora

¿Quieres formar parte de esta gran familia y tener tu tarjeta de Presumida?
¿Quieres beneficiarte de los descuentos por ser una Presumida?

Síguenos en

Copyright ©2018 Presumidas by Kris

Diseño web con estilo by Optimiza & 3WS