Nunca llegarás a tu destino si te paras a arrojar piedras a cada perro que te ladre en el camino

Buenas noches Presumidas

Vamos con una de las secciones que más me gusta y disfruto escribiendo …. Sí, la sección de bienestar o crecimiento personal me encanta porque sé que muchas de mis experiencias os han ayudado a muchas de vosotras a tomar conciencia y actuar ;).

Bien, hace unas semanas por alguna razón que sí conozco, no me sentí cómoda en el lugar en el que me encontraba debido a mi trabajo. Sabéis que el mundo de la moda es chulo pero también tiene una parte frívola que yo cada vez llevo peor.

 

 

Además como en todos los trabajos, hay personas estupendas que admiran lo que haces y te apoyan pero también otras que te envidian y te critican, personas que fingen que les caes bien con una súper sonrisa, personas que no saben ni a qué te dedicas pero aún así hablan y hablan etc etc. ¿Os suena?

Sí señores, aunque a veces da rabia tenemos que admitir que la vida es así, no podemos gustar a todo el mundo y aunque a veces os pase como a mí que me da la sensación de que este mundo no encaja conmigo, me paro y pienso que igual hay una parte de este trabajo en el cual YO NO QUIERO ENCAJAR, pero que otra gran parte me hace sentir genial porque sé a todas las mujeres que estoy haciendo sentir bien, lo bien que hago mi trabajo, lo querida que soy por un gran número de personas, las buenas críticas que tengo, lo luchadora que soy y sobre todo lo que realmente quiero hacer.

Así que llego a la conclusión que como al mundo no se le puede cambiar y tengo más de lo que sentirme orgullosa que de lo que no, igual lo que tenemos que hacer no es dejar nuestros sueños o lo que nos hace sentir bien, sino más bien sacar a las personas que impiden que avancemos o como dice el título del post no prestar atención a los perros que salen a ladrar al camino y seguir con la mirada firme al lugar donde sabemos que sí queremos llegar y estar ;).

Efectivamente si queremos ir hacia adelante, tenemos que evitar a esas personas, amistades, conocidos, familiares que seguimos manteniendo y que siempre se empeñan en herirnos gratuitamente.

No me estoy refiriendo a los vampiros de energía que también tenemos que evitarlos, NO, me refiero a los que de manera habitual No te valoran, No te aprecian, No te admiran por tus logros y hacen todo lo posible por hacerte daño.

Creo que todos podemos identificar a ese tipo de personas, ese tipo de gente que cuando estamos con ellos nos hacen sentir mal, pequeños y por razones de amistad, trabajo o los lazos que nos unen no somos capaces de mandarles al infinito o más allá. Bien pues debemos saber que esa clase de personas nos impiden avanzar.

¿Te vas a quedar de brazos cruzados? ¿O vas a tomar las riendas de tu vida?

Para la segunda respuesta os dejo algunas recomendaciones que funcionan ;). 

  • Visualizar a dónde queréis llegar y que nadie os distraiga.
  • Alejaros de las personas que hablan mal de ti a las espaldas, la primera vez que lo hacen es culpa suya pero si se lo permites dos veces ya es culpa tuya.
  • Alejaros de las personas que no salen de su círculo de confort, no podemos rodearnos de personas que tienen miedo a los cambios y te juzgan sin cesar por querer evolucionar, rodearos de personas que tengan sueños, proyectos, metas que cumplir.
  • Alejaros de las personas que sólo se arriman para sacar provecho, para buscar beneficios, para aprovecharse de las buenas intenciones, aquellos que parecen agradables mientras la vaca da leche pero que se transforman cuando la leche se acaba.
  • Alejaros de aquellos que nunca encuentran un minuto para llamarte, para tomarse un café y verte, los que no le interesa saber de ti porque al que le importas se sacrificará por regalarte un minuto de su vida.
  • Alejaros de aquellos que te quieren por lo que tienes, no por lo que eres.
  • Alejaros por los que juzgan por las apariencias.
  • Alejaros de aquellos que empequeñecen vuestras ambiciones, porque es la gente pequeña la que hace eso, rodéate de las personas que te eleven a lo más alto.

Finalmente no sé si serán los años o las experiencias las que te enseñan a estar más convencida de que mejor pocos y buenos que un séquito que te frene y te reste, lo más importante es rodearnos de gente de calidad y positiva, así será más exitosa nuestra vida y determinará nuestro entorno.

Un fuerte abrazo familia de Presumidas y recordad, NO permitáis que NADIE OS CORTE LAS ALAS.

Tarjeta Regalo

¿Cansada de regalar siempre lo mismo?
¿Te gustaría regalar algo diferente y especial?

Tarjeta descuento de seguidora

¿Quieres formar parte de esta gran familia y tener tu tarjeta de Presumida?
¿Quieres beneficiarte de los descuentos por ser una Presumida?

Síguenos en

Copyright ©2018 Presumidas by Kris

Diseño web con estilo by Optimiza & 3WS